Por Tara Parker-Pope
Traducción Guillermo García Salmoran

Tai Chi ayuda contra el Parkinson

Tai Chi ayuda contra el Parkinson

El Tai Chi es un arte marcial antiguo que se caracteriza por movimientos lentos, fluidos y con fines de meditación que ayuda a mejorar el equilibrio y control de los movimientos de las personas con enfermedad de Parkinson.

El descubrimiento, publicado en “The New England Journal of Medicine”, es el estudio más reciente para mostrar los beneficios del Tai Chi para personas con problemas crónicos de salud. Estudios anteriores han demostrado que el Tai Chi reduce las caídas y la depresión entre los ancianos, y disminuye el dolor en pacientes con artritis y fibromialgia.

En la enfermedad de Parkinson, las células nerviosas en el cerebro que producen la dopamina empiezan a morir. Si la producción de dopamina baja puede provocar temblores, problemas de equilibrio, rigidez de las expresiones faciales y defectos en el habla, entre otros problemas.

Se estima que un millón de personas en Estados Unidos padecen esta enfermedad, y otras 60.000 reciben el diagnóstico cada año. Aunque el padecimiento generalmente se desarrolla después de los 60 años, 15 por ciento de los que se enteran del diagnóstico son menores de 50 años.

En la última investigación, 195 personas con problemas de movimiento y equilibrio causados por la enfermedad de Parkinson fueron reclutados en cuatro ciudades de Oregón. Los pacientes fueron divididos en tres grupos que se reunieron durante una hora al día, dos veces por semana. Un grupo participó en una extensiva clase de estiramiento, a otro se le enseñó la resistencia y el tercer grupo realizó Tai Chi.

Después de seis meses, los pacientes que practicaron Tai Chi se desempeñaron mejor en una serie de medidas relacionadas con la fuerza, control del movimiento, el equilibrio, la longitud de la zancada y su alcance. El entrenamiento de resistencia también ofreció algunos beneficios, y tanto el Tai Chi como el grupo que entrenó la resistencia presentaron menos caídas que el grupo que realizó estiramientos.

Los resultados son una buena noticia para las personas con Parkinson, que a menudo pierden la habilidad para mantener el equilibrio de pie y tienen dificultad para caminar y corren el riesgo de sufrir caídas frecuentes. Aunque algunos de los síntomas del Parkinson, como los temblores, se pueden aliviar con tratamiento medicamentoso, los problemas de equilibrio y la marcha no suelen beneficiarse con un tratamiento de fármacos.

“Los medicamentos actuales no funcionan bien en términos de proporcionar alivio a trastornos del equilibrio o inestabilidad postural”, dijo Li Fuzhong, investigador científico del Instituto de Investigación de Oregón, en Eugene y autor principal del estudio “De hecho, los pacientes sufren una gran cantidad de efectos secundarios con los medicamentos que pueden dar lugar a un mayor deterioro en el control del equilibrio”.

No está del todo claro por qué el Tai Chi ayuda a las personas con Parkinson. Incluso para una persona sana puede ser difícil mantener el equilibrio y la estabilidad mientras realiza los movimientos continuos, rítmicos y cambios de peso que requiere la práctica del Tai Chi. Puede ser que con la práctica del Tai Chi se ejercite las partes del cerebro que controlan el equilibrio y el movimiento para adaptarse con mayor rapidez a la respuesta de los desafíos del control motor del Parkinson.

Para obtener más información acerca de los desafíos de vivir con el Parkinson, lea el artículo “Las Voces de la enfermedad del Parkinson”. Y para aprender más acerca del Tai Chi, lea la columna de Jane E. Brody, “¿Algún inconveniente con el Tai Chi? Ninguno que yo vea “, entonces por favor únase a la discusión que sigue.