Peng You Lian

Peng You Lian presentó seminario Tai Chi y Qi Gong para la Salud

Por Víctor Argüelles

Siguiendo el vigoroso programa de eventos que organiza el Templo Shaolin de México AC, el maestro Peng You Lian, de la Peng You Taiji Quan Association, realizó el pasado noviembre un seminario en el Monasterio Benedictino de Cuernavaca, Morelos, en el que enseñó la secuencia de “Taiji Qigong: seis formas para la salud”.

 

 

El miércoles 12, el maestro Peng fue recibido en la Ciudad de México por el maestro Daniel Corona, Shi Heng Yi, del Templo Shaolin de México AC. Se trasladaron inmediatamente al Templo, donde los alumnos del TSM y el Club Loto Blanco, así como algunos invitados dieron la bienvenida al maestro. Los alumnos de ambas escuelas demostraron varias formas de diferentes estilos de Tai Chi y Kung Fu para el maestro Peng. Después de la demostración, el maestro Peng y los demás maestros, alumnos y asistentes disfrutaron de un pequeño convivio en la cafetería Sukhavatti, ubicada debajo del Templo. Allí el maestro Peng tuvo la oportunidad de probar los antojitos mexicanos.

El maestro Peng You Lian estudió en la Facultad de Educación Física de la Universidad Normal de Beijing, recibiendo su título de Licenciatura en 1985 y el de Maestría en 1989. Entre sus maestros más destacables estuvo el maestro Wang Jianhua, cuyos libros han sido tomados como estándar para los estudios de educación física a nivel universitario, y el maestro Zeng Nailiang, co-creador de las Seis formas de Taiji Qigong y ex-entrenador de la Selección Nacional China de Wushu. El maestro Peng ha representado a Canadá en diversos Campeonatos y Foros de Tai Chi en el mundo, y tiene puestos relacionados a esta disciplina a nivel local y nacional en Canadá. En 2007, Peng You Lian recibió el 7° Duan por parte de la Asociación China de Wushu en Zhengzhou, China. El 7° Duan sólo lo pueden recibir aquellos que tengan una carrera destacada o hayan contribuido substancialmente al desarrollo de las artes marciales.

Asistentes Retiro Tai Chi para la Salud

El viernes, los asistentes al seminario comenzaron a llegar alrededor del medio día. Al registrarse, se les asignaba una habitación donde se instalaron y prepararon para la primera actividad. Ésta fue una comida con los asistentes y el maestro Peng, a la que seguiría la primera clase del seminario, a las cuatro de la tarde.

De pie sobre una mesa para que ninguno de los estudiantes perdiera detalle, el maestro Peng se presentó ante los asistentes y comenzó enseñándoles el saludo tradicional de los practicantes de Tai Chi, seguido de ejercicios de calentamiento. Aunque los asistentes parecían nerviosos al principio, la sencillez del maestro Peng, y su agradable personalidad los ayudó a perder el miedo y enfocarse en aprender los ejercicios. “No sean tímidos”, repetía constantemente, animándolos. Tan sólo en la primera tarde se practicaron los primeros tres ejercicios de la forma que promete ayudar a recuperar y conservar la salud.

 

El viento sopló durante la mayor parte del sábado, pero eso no impidió que se practicara en las áreas verdes del monasterio. En este segundo día, el maestro Peng enseñó el resto de los movimientos de la Forma, que eran un poco más complicados, y las teorías de Medicina Tradicional China sobre las cuales se sustenta. Ya con todos los movimientos aprendidos, los más de cien asistentes al seminario practicaron en conjunto, en perfecta sincronía, y acompañados por una suave música, la forma completa de Taiji Qigong.

Además de la forma de pie, el maestro Peng enseñó una versión de las Seis Formas para la salud diseñada para personas en silla de ruedas, o que no se sienten lo suficientemente fuertes para ejecutar la secuencia de pie. En esta ocasión, ninguno de los participantes del seminario era usuario de silla de ruedas, pero muchos de ellos sí son instructores de Tai Chi o profesionales de la salud, que seguramente encontrarán la ocasión de retransmitir los conocimientos a la mayor gente posible, entre ellos, usuarios de sillas de ruedas.

Para el final del seminario, se llevó a cabo la entrega de diplomas a los asistentes. Después se hizo una práctica final de la que tanto el maestro Peng como los asistentes salieron muy contentos: el maestro Peng, al ver cómo sus estudiantes en México habían aprendido con facilidad las dos versiones de la forma y las ejecutaban sin dificultad; los asistentes, al ver su propio progreso y la apertura y sencillez del maestro Peng. En varias ocasiones, el maestro Peng expresó su deseo de regresar el próximo año para ver el progreso de sus estudiantes y formalizarlos como instructores. Antes de despedirse y dar por concluido el seminario, el maestro Peng recordó a todos la importancia de ser constantes en su práctica, y no ser tímidos para practicar, pues, como dicen los creadores de la Forma, sólo así se pueden obtener los mejores resultados para la salud.